Mi momento kit kat

Buenas noches a tod@s!! Sé que he estado mucho tiempo fuera, necesitaba desconectar, porque aunque no lo creáis cualquier publicación en un blog, son muchas horas de trabajo y cuando te das cuenta dejas de un lado lo que realmente importa, la familia y para mí eso es lo primero.
Se me hizo un circulo vicioso porque tenía que coser, hacer buenas fotos (que tardan bastante en hacerse, iluminación, colocación,….) retoques, redactar el texto, corregir, publicar aquí, publicar allá…, haciendo cursos para mejorar el blog (que por cierto todavía no me he sentado a ello).
Y es que claro estaba llegando un momento que llegaba la hora del almuerzo o la cena y no tenía nada hecho, se me había ido el santo al cielo, ¿que haces? coger lo primero que pillas. La casa cada vez me costaba llevarla al día, vamos tenerla medio decente y todavía me cuesta, he de reconocerlo.
Lo que ha conllevado que haya recuperado algunos kilos. Estoy intentando enmendarlo, pero cuesta, porque lo que tengo es ansiedad por todo lo que se me va acumulando y como por ello, no por hambre.
La cosa es que como me siente delante del ordenador se me pasan las horas volando porque me pongo con los correos, redes sociales, viendo tutoriales de cosas interesantes, navegando buscando ideas e inspiración, así que estoy planteándome que la única forma de poder seguir publicando en el blog es dedicar un horario fijo a la semana en el ordenador, exclusivamente para preparar la publicación en el blog y el resto de contenido intentar hacerlo desde el móvil en los ratos muertos.
Como ya os dije en facebook e instagram, antes del verano cubrimos el gotelé en la entrada de la casa, quedó muy bien, aunque fue una paliza. Cuando volvimos de las vacaciones pensábamos hacer lo mismo en el salón, pero pusimos el aire acondicionado en la nueva habitación del peque y ya decidimos arreglar esa habitación primero. Hemos estado hasta la semana pasada con ello. El peque ya está durmiendo en su nueva habitación, aunque todavía quedan algunas cositas, detalles más que nada. Está como loco y no es para menos, tiene su cama (llena de peluches por cierto, como 30 o así), una alfombra grande en la que poder jugar descalzo y todos sus juguetes. Así que todo el día se lleva en su habitación jugando.
Y por el esfuerzo de cubrir el gotelé, porque eso lo hemos hecho entre mi marido y yo, me salió un bulto en la muñeca de la mano derecha y después de mucho insistirme mi marido fui al médico de cabecera y me dijo que no era tendinitis (menos mal) es un aceite que tienen los tendones y que se ha salido. Me tengo que poner calor seco (cuando me acuerdo, que son pocas veces la verdad) y apretarme cuando me acuerde. 
El otro día tuve que ir otra vez al médico de cabecera por otro tema y me lo volvió a mirar y me dijo que si no mejoraba tendría que operarme. Así que me ha dicho que tengo que reposar la mano y estoy en ello. Con lo cual voy muy retrasada en todo lo que quiera hacer, pero bueno, lo primero es mi salud. Así que volvemos a la ansiedad=poner peso 🙁
También me he apuntado a un curso de patchwork y me está pareciendo interesante. A ver si así creamos en Minó Minó Handmade cositas originales y divertidas para vuestros pequeños.
Espero que solo sea una racha. 
Lo que voy a hacer de momento es ir publicando las cositas que hice en su momento por encargo o para regalar, para que las vayáis viendo. Os iré avisando por facebook cuando haya algo nuevo publicado en el blog.
Gracias por seguir ahí esperándome, gracias de corazón.
Mi momento kit kat
Back to Top